Agenda Otros Cines

Semana del 13 al 19 de diciembre

Agenda Madrid

La próxima piel (Isaki Lacuesta, Isa Campo, 2016)

La próxima piel (Isaki Lacuesta, Isa Campo, 2016)

Lacuesta y Campo abordan una historia de identidad, crecimiento y maduración en torno a un esqueleto de thriller: una mujer que perdió a su hijo años atrás, cree recuperarlo, ya crecido, y lo acepta de nuevo en su vida. En torno a esta nueva maternidad surgirán pronto muchas dudas, y una central: ¿y si realmente no es el hijo, sino un impostor, un mentiroso, un huérfano necesitado de cariño, un pillo capaz de aprovecharse del dolor de una madre? De nuevo un tropo recurrente en la filmografía de Lacuesta: el doble, la verdad y la mentira, la incertidumbre de lo visible, o lo incomprensible de lo cotidiano; pasos dobles para una película de fingimiento que, como el adolescente protagonista, se mueve entre dos aguas: la del drama familiar y la película de autor, en un incómodo terreno intermedio que solo Lacuesta y Campo parecen atreverse a explorar. Gonzalo de Pedro Amatria

Programación completa de Filmoteca Española

Trote (Xacio Baño, 2018)

Trote (Xacio Baño, 2018)

A raíz de su participación en el Festival de Locarno el pasado agosto, entrevistábamos al cineasta gallego Xacio Baño, que se encontraba ahí presentando su primer largometraje, Trote, que se ha podido ver estos días en L’Alternativa. El motor del argumento es un duelo familiar en un hogar rural de Galicia, puramente anclado, como apuntaba Manu Yáñez, en un tipo de cine epidérmico, “aferrado a la fisicidad del relato”. Al morir su madre, Carme se queda sola con su padre, inmovilizada por los deberes familiares. Luis, su hermano, llega al pueblo con su pareja. El film, como los personajes, es arisco, hermético y, bajo una apariencia aséptica, tiene un punto de salvaje. El foco se mantiene, claro e preciso, sobre cada uno de los protagonistas, que quedan encerrados en sus propias mentes, impidiendo que los otros –o los mismos espectadores– puedan llegar a ellos. En Trote, entre la vulnerabilidad humana y el instinto animal (con esos caballos siempre presentes) se genera una tensión presente a lo largo de todo el relato, que llega a eclosionar en su desenlace, al llegar, finalmente, el movimiento desenfrenado que anuncia el título. Una detallista fotografía, acompañada por un tempo lento que desaparecerá en el último tramo de metraje, alumbra el paisaje y los interiores de casa tradicional gallega. Finalmente, en su conclusión, queda en el aire un rastro de humo, como el de los cohetes que se lanzan durante el film, testimonio de un acto violento que no ha llegado a tener lugar. Júlia Gaitano

Programación completa de Cineteca

One More Time with Feeling (Andrew Dominik, 2016)

One More Time with Feeling (Andrew Dominik, 2016)

Si algo hermana a los antihéroes atormentados del cine de Andrew Dominik es su convivencia con la muerte, que deviene una vía al estrellato para Mark “Chopper” Read, una moneda de cambio para el asesino a sueldo del neo-noir Mátalos suavemente (2012), y un trauma insuperable para el Nick Cave del documental One More Time with Feeling (2016), abatido por el fallecimiento de su hijo adolescente. El film de Dominik se proyecta en La Casa Cencendida en el marco del ciclo de Estados Alterados, que pone en relación los conceptos  de la música y el proceso creativo en el marco de lo cinematográfico. En la mortuoria One More Time with Feeling, Cave define su experiencia artístico-vital como un torrente de “variaciones interminables de un círculo”, a lo que Dominik responde abordando una elegante interpretación del músico australiano con una sinfonía de travellings circulares. Nada mejor que esta apelación a lo concéntrico para ratificar la modernidad con memoria del cine de Dominik, ese universo habitado por hombres atormentados de personalidad indomable y mirada vidriosa. Manu Yáñez

Programación completa de La Casa Encendida

Agenda Barcelona

Carta de una desconocida (Max Ophüls, 1948)

Carta de una desconocida (Max Ophüls, 1948)

Basada en la novela del escritor austriaco Stefan Zweig, Carta de una desconocida es una de las obras maestras de Max Ophüls, la historia de un amor secreto y extendido a lo largo de toda una vida, que se desvela cuando su destinatario, un famoso pianista, está a punto de jugarse la vida en duelo. Es ahí cuando recibirá la carta de una mujer que pasó por su vida sin dejar huella, pero que quedó marcada para esa historia de amor: “Cuando leas esta carta, puede que haya muerto. Si esta carta llega a tus manos, verás cómo fui tuya sin que tu siquiera supieses que existía”. Construida con una elegancia sin igual en torno a un personaje que es a la vez narradora en pasado y protagonista en presente, Carta de una desconocida es una película casi mágica sobre los impulsos del amor romántico, en una Viena que funciona más como espacio imaginario que como ciudad real. Gonzalo de Pedro Amatria

Programación completa de Phenomena

Trote (Xacio Baño, 2018)

Trote (Xacio Baño, 2018)

A raíz de su participación en el Festival de Locarno el pasado agosto, entrevistábamos al cineasta gallego Xacio Baño, que se encontraba ahí presentando su primer largometraje, Trote, que se ha podido ver estos días en L’Alternativa. El motor del argumento es un duelo familiar en un hogar rural de Galicia, puramente anclado, como apuntaba Manu Yáñez, en un tipo de cine epidérmico, “aferrado a la fisicidad del relato”. Al morir su madre, Carme se queda sola con su padre, inmovilizada por los deberes familiares. Luis, su hermano, llega al pueblo con su pareja. El film, como los personajes, es arisco, hermético y, bajo una apariencia aséptica, tiene un punto de salvaje. El foco se mantiene, claro e preciso, sobre cada uno de los protagonistas, que quedan encerrados en sus propias mentes, impidiendo que los otros –o los mismos espectadores– puedan llegar a ellos. En Trote, entre la vulnerabilidad humana y el instinto animal (con esos caballos siempre presentes) se genera una tensión presente a lo largo de todo el relato, que llega a eclosionar en su desenlace, al llegar, finalmente, el movimiento desenfrenado que anuncia el título. Una detallista fotografía, acompañada por un tempo lento que desaparecerá en el último tramo de metraje, alumbra el paisaje y los interiores de casa tradicional gallega. Finalmente, en su conclusión, queda en el aire un rastro de humo, como el de los cohetes que se lanzan durante el film, testimonio de un acto violento que no ha llegado a tener lugar. Júlia Gaitano

Programación completa de la sala Zumzeig

Con el viento (Meritxell Colell, 2018)

Con el viento (Meritxell Colell, 2018)

Planteado como un proceso de búsqueda permanente (formal, emocional y existencial), el estimulante debut en el largometraje de ficción de Meritxell Colell Aparicio se afianza en torno a una serie de dialécticas que van de lo temático a lo más puramente sensorial: el arraigo y el deseo de libertad, la incomunicación y la expresión artística, la quietud y el movimiento, lo viejo y lo nuevo, el plano general y el primer plano… Un conjunto de choques conceptuales a través de los cuales la directora barcelonesa hilvana, sobre el trasfondo de la desaparición de un modo de vida rural, la compleja relación entre una madre y una hija, encarnadas con temblorosa franqueza por la bailarina Mónica García y la actriz no profesional Concha Canal. A partir de un juego de distancias y acercamientos, Colell Aparicio reclama, con humildad y sensibilidad, la herencia de cineastas orientales como Yasujirō Ozu, Hou Hsiao-hsien o Naomi Kawase, autores que abrazan lo cotidiano y lo doméstico como el receptáculo de una cierta verdad trascendental. Manu Yáñez

Programación completa de la Sala Zumzeig

Agenda Otras Ciudades

Caravana de paz (John Ford, 1950)

Caravana de paz (John Ford, 1950)

En su imprescindible monografía sobre John Ford, el crítico norteamericano Tag Gallagher consideraba Caravana de paz como una de las obras maestras de la etapa de esplendor del director de Centauros del desierto. “Como en Te querré siempre (1954), de Rossellini, [aquí] apenas hay imagen que no desborde humanidad, compenetración con la naturaleza y sabiduría cinematográfica”, sentencia Gallagher. No es para menos, si atendemos a la fluida colección de paisajes monumentales, deliciosos personajes arquetípicos y costumbres del antiguo Oeste que pone en escena Ford. De hecho, para Gallagher, Caravana de paz funciona en realidad como una suerte de musical de pequeñas y sensuales coreografías que se enmarca en el tránsito perpetuo de los westerns de Ford, así como en el movimiento imparable de la vida. Concebido como un proyecto personal, sin estrellas y con un guión escrito por el propio Ford (como no lo hacía desde 1930), la película era considerada por su legendario director como “el western más sencillo y puro que he hecho”. Manu Yáñez

Programación completa de Tabakalera