Entre el experimento verité, el docudrama intimista y la meditación sobre lo cinematográfico, Els dies que vindran (Los días que vendrán) perfila una consolidación de la personalidad autoral de Carlos Marqués-Marcet, al tiempo que apunta un paso adelante en la trayectoria del cineasta barcelonés, después de 10000 km y Tierra firme. Prosigue la exploración de la esfera íntima y afectiva de sus personajes: un universo de interrogantes personales y testimonios generacionales que revelan procesos de maduración, como cuando un “¿tú me ves teniendo un bebé? Si soy un fraude de persona” se convierte en un “no me imaginaba que discutiríamos sobre esto” (siendo el “esto” la elección entre una escuela pública o una concertada para el futuro niño). Un trabajo de corte naturalista que encuentra su singularidad gracias al modo en que la película deviene la crónica ficcionada del embarazo real de su pareja protagonista, formada por David Verdaguer (actor-fetiche de Marqués-Marcet) y Maria Rodríguez Soto. Una odisea vivencial puntuada tanto por los cambios físicos de la futura madre como por un diálogo cara a cara con los fantasmas del pasado, presente y futuro de la pareja. Invocando el método de Richard Linklater y la capacidad de Yasujirō Ozu para convertir lo cotidiano en transcendental, Els dies que vindran aparece engalanada por un regalo caído del cielo: una vieja grabación casera del embarazo de los padres de la protagonista, una compuerta abierta a la leyenda del tiempo. Manu Yáñez

Programación completa de Phenomena